Blog

¿Por qué no funciona mi marca?

Seamos sincer@s: nos cuesta una barbaridad admitir los errores.  Y mientras seguimos haciendo lo mismo nos dejamos por el camino dinero y energía. Debemos mirarnos al espejo y realizar una justa y sincera autocrítica si nuestra marca, nuestra empresa, no está funcionando como nos gustaría. Este será el primer paso del comienzo del cambio: “si haces lo que siempre has hecho, conseguirás lo que siempre has conseguido”. Hazte estas 5 preguntas, seguro que te aportarán pistas para descubrir los errores que sin querer estás cometiendo con tu marca.

  1. ¿Estás siendo claro al promocionar los productos y servicios de tu marca? Usa mensajes directos y fáciles de entender, vamos, como para que lo entienda tu abuela: corto y claro. Recuerda que los códigos de comunicación deben ser simples, aunque estén dirigidos a audiencias complejas.
  2. ¿Cuáles son los elementos que pueden confundir a tu público? ¿Se parece tu producto, tu marca o tu imagen a la de otra empresa similar? ¿Tienes una personalidad propia? Investiga a fondo este punto. En un mundo lleno de ofertas, las similitudes distraen al consumidor.
  3. ¿Estás dirigiendo tus esfuerzos a la audiencia correcta? No es el número lo que cuenta para una marca, sino el  segmento adecuado y su fidelización. Es mejor vender 20 que vuelvan a comprar a vender 100 que te olvidan.  El branding es un camino largo, y se va consiguiendo poco a poco con esfuerzo,  estrategia y las herramientas adecuadas.
  4. ¿Eres racional o  emocional en tus campañas? Es probable que  insistamos en la importancia de la emoción. Pero es fundamental señalar que no todos los productos requieren este elemento como factor central de sus campaña. Un banco, por ejemplo, necesita el equilibrio entre la razón y la emoción.
  5. ¿Tiene tu marca un lenguaje personal? El lenguaje nos identifica a cada uno de nosotros, de igual manera que identifica a cada empresa. Si no eres una marca, eres una mercancía, como decía Ogilvy.  Y cada marca tiene su libro de estilo, su lenguaje y su perspectiva.  Existen razones por las que utilizamos un lenguaje y no otro. Una empresa plana venderá un producto plano: y en internet la única ventana al mundo que tenemos es una pantalla. En el mundo online, como en el offline, el lenguaje y las formas marcan la diferencia. Lo complicado es saber “cómo hay que hablarle al consumidor para que mi producto le emocione, le atraiga, lo necesite y lo compre”.

 

 

Posicionamiento SEO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BASQUENET
María Diaz de Haro Kalea, 68. 2º, Ofic. 5. Portugalete (Bizkaia)
+34 606 01 13 73